A veces decir que no abre puertas

#anecdotas #principiosparavendedores Sep 21, 2021

A veces el decir que no te abre puertas

En una semana, me contactan proactivamente tres potenciales clientes con propuestas de colaboración

Siempre se agradece estar sentando en tu despacho y recibir llamadas con oportunidades entrantes, pero les contesto que si bien hace años sí hacía ese tipo de trabajo, ya no me ocupo de eso, y que ya no les puedo ayudar...

También - porqué algo del tema sigo sabiendo - les digo lo que pienso que deberían hacer: “de ser tu yo haría lo siguiente…”

Y me dicen…

Vale, pero... ¿en qué temas podrías ayudarme?

Dejar pasar una #oportunidad de ganar dinero, por servida en bandeja que sea, pero para la cual sientes que o no estas calificado, o no podrías hacer el mejor trabajo posible, es algo que parece que no todos hacen por allí fuera

Y después se ponen en berenjenales y ponen al cliente en apuros

Después de la sorpresa inicial, el cliente percibe la transparencia y lo agradece. Y de repente has ganado en #credibilidad, que es una valuta que podrás gastar en otro momento más propicio

Por mi lado, he decidido que es mucho mejor reconocer que no sé de todo, ni soy bueno en todo. Allí donde puedo ayudar, ayudo, y dónde no, no me pongo

Desde entonces tengo menos berenjenales y -espero- más credibilidad